La Niña-Diosa viviente de Nepal

Kumari de Katmandú

Es la Kumari, la que provoca tanta admiración como compasión cuando uno llega a Nepal. Es una niña que no puede salir a la calle, no puede hablar con otros niños, no puede vivir con su familia,etc. pero es tratada entre algodones por los nepaleses. Creen que esta niña es un avatar.  No pertenece al elenco de ninguna película de ciencia ficción, ni es una imagen elegida como cabecera de redes sociales. Su realidad responde más a la definición estricta del término: “encarnación terrestre de alguna deidad”

Diosa Kumari KatmandúElla es a ojos nepaleses la auténtica diosa Taleju, que encamina al bien para derrotar el mal. Lleva los ojos pintados con una larga línea negra y en el centro de la frente un tercer ojo,  el ojo de fuego. A través de él ve otras dimensionas, que no deben ser muy entretenidas a juzgar por el semblante serio con el que aparece en las fotos.

Los periplos de las diferentes “Kumaris” que residen en localidades repartidas por todo Nepal comienzan a los 4 años y acaban con su primera menstruación. Se realiza un casting entre niñas de la casta más alta (he buscado relaciones etimológicas entre ambas palabras y no las he encontrado), según el criterio de las “32 perfecciones“. Se mira su voz, sus ojos, el cuello, las pestañas, los dientes…Palacio Kumari Baktapur

Si las misses de belleza occidentales lo pasan mal al ser preguntadas por la paz mundial, hay que ponerse en la situación de esta niña que debe mantener la compostura durante un ritual nocturno en el que se sacrifican búfalos ante su mirada. Mientras, bailarines gritan a su alrededor probando su valentía. Sólo una de las candidatas logra que la diosa se encarne en ella.

Palacio Kumari BaktapurY la diosa se queda con ella en su jaula de cristal, en un palacio con lujos que sus vecinos jamás conocerán, pero aislada. Y permanecerá en su cuerpo hasta la primera menstruación o antes si sucede un accidente que conlleve mucha pérdida de sangre. En ese momento la adolescente queda liberada de la deidad y puede comenzar a hacer su vida normal.

Sin embargo muchas ex-kumaris, como Rashmila Shakya relatan lo difícil que es abandonar el estatus de diosas y sobre todo, el palacio. Su nivel educativo es diferente al de los niños de su edad, a quienes por cierto encontraremos por las calles de Katmandú pidiendo dinero para un diccionario. Las supersticiones las persiguen, maldiciendo con la muerte a aquel hombre que se atreva a casarse con ellas y aseguran también que inmortalizarlas en fotografías trae mala suerte. Aunque reciben un sueldo vitalicio, la vida de Nepal no es fácil cuando se han probado las mieles divinas.Katmandu 20 118

En los últimos años el gobierno de Nepal se esfuerza porque se respeten los “Derechos del niño” con estas kumaris. Niñas que durante toda su niñez están privadas de experimentar un país lleno de color y miseria, de misticismo y resignación, de fiesta y severidad, pero sobre todo repleto de un tremendo magnetismo.

 

Anuncios

4 comentarios en “La Niña-Diosa viviente de Nepal

  1. Por lo que cuentas y cómo lo cuentas hemos decidido por votación popular darte el premio Liebster Award. Un reconocimiento a tu trabajo y una forma de decirte: “Sigue con este blog”. Un beso y felicidades

    Me gusta

  2. Me ha gustado mucho tu asiento. Estuve en Kathmandú en 2007 y visité la vivienda de la Kumari. Tuve la suerte de que el guía conocía a alguien de la casa y la niña-diosa salió a saludar. Por supuesto nos tuvimos que comprometer a no sacarle fotos. Recuerdo que me impresionó la cara tan seria y triste que tenía la niña, sobre todo si se compara con la alegría de los demás niños que pululaban por la abigarrada Plaza Durbar.

    Te doy la enhorabuena por tu blog. Lo he recomendado en mío, dedicado a libros y viajes.

    Además, te adjunto el link del asiento que dediqué a mi viaje a Nepal:

    http://mimapadelibros.wordpress.com/category/asia/nepal/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s