No te vayas del bar sin…¡cobrar! en Alemania

Fest zum Tag der Deutschen EinheitIrse sin pagar es más difícil. Las consumiciones suelen abonarse en el momento de pedir la gran cerveza en la que todos pensamos si nos visualizamos en el país teutón.

Hay que ponerse en situación, nos encontramos en un “biergarten”. Alemania está plagada de ellos, bancos de madera en torno a mesas alargadas, donde no encontraremos ningún vaso ni botella abandonada. Los alemanes son ordenados, es verdad, pero también son ecologistas y les gusta ahorrarse el dinero que les costaría no recoger el vídrio al terminar.Cerveza morguefile

Efectivamente, en la mayoría de los bares alemanes, pagas más por la consumición. Pagas por el contenido (la cerveza) y también por el continente (la botella). Y el dinero de la botella o vaso nos será devuelto cuando devolvamos nosotros el vidrio.

El problema viene cuando sabemos que no en todos los sitios utilizan este método. Un alemán con su lógica aplastante va a decirnos “¡te lo dicen al pedir!: 2 euros la cerveza y 1 euro pfand de depósito”. Qué majo, pero a los alemanes no se les entiende ni el primer ni el segundo día….ni el primer año.

Por eso mi recomendación es al acabar de beber, llevar el vaso a la barra, mirar al camarero con humildad y decir “Pfand” (como fanta pero sin a). Ahí llegará un seco “nein” (no) o una moneda que de no haber estado avispados habríamos perdido.SONY DSC

 

Desde luego yo el paseo por Alemania lo recomiendo empezar por Berlínjpeg-14792E005A2CC824-20100423-img_24607544.original.large-4-3-800-40-0-2693-1991 Una ciudad con un ambiente único. Hasta el año 89 la mitad de sus habitantes vivían bajo un régimen comunista. La otra mitad lo hacían aislados del resto del país y en un clima bélico, y por ello pagaban menos impuestos, recibían más becas y no tenían obligación de hacer el servicio militar.bode museum Al caer el muro, las dos mitades se juntaron en una explosión de alegría y modernidad. El tiempo es diferente, y la forma de concebir el mundo no se parece. Kennedy durante la guerra frío, afirmó con contundencia que él era berlinés y Marlene Dietrich cantaba siempre: “Aún tengo una maleta en Berlín, por eso debo volver“.Pause vor dem Reichstag

Si prefieres escucharlo, aquí tienes la oportunidad

[gigya src=”http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_3436805_1.html” width=”240″ height=”133″ ]
Anuncios

3 comentarios en “No te vayas del bar sin…¡cobrar! en Alemania

  1. ¡Qué nostalgia! Pues sí, ya nos valdría la pena ser así de ecologistas en Spanien.
    ¡Ah, y allí hay también “pfand” cuando vas a la tienda a comprar bebida en envases de vidrio! Luego tienes que guardarlos religiosamente y llevarlos a la misma tienda o al mismo tipo de tienda para que te devuelvan el dinero del “casco”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s